Andando el camino con una paleta de colores en la mano...

Se produjo un error en este gadget.

viernes, 25 de julio de 2008

Casi una luna y media después...

Vaya, por fin hoy viernes a las 6:51 hora de Albuquerque he tenido el tiempo para regresar a mi querida bitácora.
Ha transcurrido una luna y media prácticamente desde mi última aparición.
Y mucho ha sucedido en este tiempo.
Compramos una casita en el valle del Sur aquí en Albuquerque, por lo tanto estuvimos involucrados en todos los trámites, después cuando la compra estuvo lista, pues en empacar, en poner todo lo que hemos estado juntando en infinidad de cajas de cartón, como 50 cajas o más diría yo. Y después la mudanza, la limpieza de la nueva casa, la limpieza del departamento donde vivíamos para entregarlo. La desempacada, y hasta la semana pasada terminé con casi todo lo más urgente. Quedan todavía varias cajas con los adornos y artesanías que teníamos colgadas en la pared y sobre algunos muebles, pero fuera de eso la casa ya está bastante habitable y hemos empezado a sembrar, sobre todo romero y lavanda, que aqui se dá mucho y son excelentes compañeros en el hogar, tanto por la protección energética que brindan, como por sus diversos usos par apoyar la salud familiar, y si además le sumamos la fragancia que despiden y que están verdes y disponibles todo el año. ¡Pues que más se puede pedir!
Además ahora ha estado lloviendo bastante y han germinado en el jardín muchas semillas de quelite y de amaranto, que en breve nos servirán para alimentarnos varios días, a esto sumo unas calabazas que salieron en una gran maceta, no las sembré a propósito sino que formaban parte de la composta que hicimos el año pasado. Ahora estan gigantes y cada día nos regalan entre 10 y 15 flores que he preparadao de infinidad de formas.
Me maravilla la abundancia que nos ha rodeado, la Tierra nos ha abrazado y nos regala comida para vivir, esto es parte de la nueva Era, donde en un ambiente de cariño la tierra será capaz de proveernos de todo lo que necesitamos para vivir, sin lujos tal vez, pero sin carencias tampoco, sino de manera abundante, siempre de acuerdo a lo que verdaderamente necesitamos.
Por ejemplo, yo fácilmente estaría viviendo de la comida que cosecho de nuestro jardín, pero Kent y Emiliano siempre buscan la proteína de la carne.
Yo estoy muy contenta, todo esta verde, creciendo, dando frutos.
Las plantas medicinales que sembré están grandes y sanas, tenemos en el jardín caléndula, ruda, santamaría, romero, lavanda, epazote, dos tipos de menta, savia, mastuerzo, estafiate, malva, pata de león y cempasúchitl que espero aguante hasta el día de muertos.
¡Y por si fuera poco la casa venía integrada con 5 árboles de ciruela!
Otras de las cosas que me han mantenido ocupada son los talleres para mujeres que inicié hace dos meses, hasta ahora he hablado sobre "Chamanismo femenino", "La importancia de la Luna en nuestra vida" y este mes "La Sangre Sagrada: la menstruación". A lo que debo agregar la finalización de un artículo que tenía que entregar a fin de mes, y todavía me falta terminar de leer el libro "Aztec Virgin" como parte de unas tareas que tengo en un grupo de "comadres y compadres" sanadores.
Uf!
Con razón, por aquí no había aparecido.
Sin duda todos ustedes estarán con una carga semejante o mayor de actividades, dado que el tiempo está volando y todos debemos estar viviendo y vibrando de una manera más rápida.
Esto tiene sus ventajas, porque puedes ver que tus manifestaciones se realizan más rápido, aunque a veces "pidamos esquina" porque el tranvía va que vuela!
Y seguirá así y todavía más rápido.
Sin embargo los cambios positivos se sienten, las vibraciones están cambiando en nuestro planeta y por supuesto para bien.
El mes que viene tiene varias lindas sorpresas!
Pero esto ya es otra historia que contaré pronto.
Un abrazo a todos
Am