Andando el camino con una paleta de colores en la mano...

Se produjo un error en este gadget.

lunes, 16 de mayo de 2011

MADREDEUS - O Segredo do Futuro


Los dejo con una canción de Madredeus, que habla sobre el amor, que es la clave y secreto del futuro, al parecer con imágenes de Portugal, de donde son originarios.

O Segredo Do Futuro

O segredo do futuro,
é o amor
Um amor sublime e puro,
O belo amor
Só o amor
Resolve tudo numa esperança maior

Sem amor
O que foi grande é já¡ menor
Sem amor
O que era bom ficou pior
Só o amor
Resolve tudo e traz a esperança até nós

Eu vejo o tempo a passar muito depressa

E ao longe essa esperança
Que sinto apagar
Chamou por mim
Para eu a chamar

A ideia de amor
Aconteceu
Na estrada da Terra até ao Céu
A ideia de amor não se perdeu
E devolveu tudo o que se deu
A chave do futuro é dar de novo amor
A todo o "outro"...
O "outro" que és tu, e ele, e eu,
A sós neste mundo



Trabajando con disciplina, amor y cuarzo rosa

Hola
Como va todo? Muchísimos cambios y por ello necesidad de adaptarse rápidamente. Tanto movimiento nos puede tener en un torbellino constante, sin embargo nuestro centro es el corazón que nos ancla a este planeta y al mismo tiempo nos conecta con el centro del universo, fuente de toda la creación. Como se predijo a principio de año, este año de 2011 iba a ser de mucho trabajo personal, muchas confrontaciones con viejos sistemas de creencias, re-creación constante y muchísima disciplina para continuar el proceso.
Estos días pasados decidí empezar una meditación de 9 días utilizando 9 diferentes gemas todos ellos con objetivos diferentes, y usados en conjunto me están permitiendo re-encontrarme y reconocerme, la nueva mujer que soy. Esta meditación la había hecho ya hace unos años y ahora encuentro nuevos aspectos, nuevas informaciones.
Inicie con el cuarzo rosa, que es muy útil para aquellas personas que empiezan a meditar, ya que su energía es muy sutil e incrementa el nivel de vibración y mantiene el nivel alfa constante, por ello es muy recomendado para iniciar esta serie de meditaciones.
El cuarzo rosa nos contacta con nuestro corazón y con el amor, para mi el amor es como una mariposa: el ciclo empieza cuando empezamos a vernos, a conocernos y a perdonarnos, es como si se tuviera un pequeño huevo que habita en nuestro corazón, que va creciendo y tomando la fuerza para formar algo nuevo, de él se crea la pequeña larva, tan hambrienta de conocer, de aumentar su conocimiento y de ello se alimenta de autoconomiento. Llega entonces un momento en que este alimento que ha sido tan nutritivo, también le solicita un pausa, para procesar, entonces se resguarda la pequeña larva, pareciera que duerme, en esos momentos sentimos que nuestro proceso ha parado que no avanzamos, hasta nos podemos sentir atascados. Sin embargo nuestro corazón-pupa está procesando todo y tomando nuevas fuerzas a partir de los aprendizajes previos. Si nosotros decidimos seguir y continuar nuestro camino de auto-conocimiento, de sanación, de perdón, de soltar apegos y expectativas; cuando dejamos a un lado la ignorancia y entramos en el mundo consciente, cuando nos dejamos de odios y liberamos los apegos a nuestras creencias, a nuestras expectativas, a nuestros miedos, entonces la pupa toma fuerza nuevamente y revienta el capullo donde se re-creó y sale como un ser diferente, un ser libre, con alas, que vuela, que ya no se arrastra en la inconsciencia. Y en algún momento cuando ese ser libre piensa o siente que es tiempo de saltar a otro nivel, de dar un paso más profundo, pone un huevo, un huevo que tienen ya genéticamente inserta la memoria de lo aprendido, pero llega con un hambre nueva, y así continua el ciclo.

El amor es también como una pequeña chispa, es aquella chispa que sale al frotar dos pedernales, y que si encuentra algodón cerca, es decir, las circunstancias adecuadas, crece, y si aún más, nosotros mismos nos percatamos de que en nuestro corazón se ha dado esa chispa de amor y consciencia divina, y tenemos la precaución de avivarla con nuestro aliento y traer más trocitos de ramas secas, o pasto (nuestros deseos de crecimiento y sanación) este pequeño fueguito crecerá y crecerá y de nosotros dependerá que continue vivo, ardiendo, ya que como su guardián, como guardianes de nosotros mismos, de nuestro corazón, si estamos atentos a traer la leña del perdón, de la compasión, de la felicidad, del autoconocimiento, del amor, éste crecerá y se mantendrá caliente y cálido nuestro corazón.
Sin embargo, si el odio, el resentimiento, la ignorancia, los apegos a nuestras creencias y formas de vida que nos atan a nuestros propios vicios o hábitos nocivos prevalecen, el fuego se acabará, mas nunca deberíamos olvidad que siempre a nuestra mano tenemos los pedernales que nos ayudan a sacar chispas de amor divino, siempre que sintamos demasiada fría nuestra existencia.

Desde el corazón...

Vero