Andando el camino con una paleta de colores en la mano...

Se produjo un error en este gadget.

martes, 11 de enero de 2011

Oración de un Samurai

Hace tiempo encontré esta oración y me encantó. Me gusta leerla en tiempos difíciles para mí, la compartó.

Oración de un Samurai.

No tengo familia;
el cielo y la tierra son mi familia.
No tengo casa;
la mente vacía es mi casa;
no tengo vida ni muerte,
la inhalación y exhalación de la respiración son mi vida y muerte;
no tengo poderes divinos,
la espontaneidad es mi poder divino.
No tengo recursos,
la ingenuidad es mi recurso.
No tengo secretos mágicos,
la fuerza cósmica que me dirige es mi secreto mágico.
No tengo cuerpo,
la percepción es mi cuerpo;
no tengo oídos,
la sensibilidad son mis óidos;
no tengo estrategia,
el fluir universal es mi estrategia.
No tengo planes,
la adaptabilidad a todas las circunstancias
son mis planes.
No hago milagros,
los milagros son: cuando tengo hambre como y cuando tengo sueño duermo.
No tengo táctica,
el conocimiento del vacío y la forma son mis tácticas.
No tengo talento,
sino que me dejo llevar por el sendero de menor resistencia.
No tengo amigos ni enemigos,
el desapego es mi inseparable compañero;
no tengo armadura,
la gentileza y la bondad son mi armadura,
no tengo castillo,
la sabiduría es mi castillo;
no tengo espada,
el no ego es mi espada.

Anónimo, siglo XIV.

2001 el inicio

4 de enero
Luna llena y eclipse de Sol.
“Los eclipses son potenciadores tremendos de las energías.”
Nuevo principio.
Inicio.
El inicio de la negociación.
Nuevo.
Ser recipiente vacío y listo para recibir la abundancia y la novedad.
¿Y ahora que quiero?

5 de enero
Día anterior a la llegada de los Reyes Magos, los santos patrones de los magos, los astrólogos, los alquimistas, de los sanadores, de los transmutadotes, de los encargados de los oráculos.

Hoy me siento tan vacía. Triste, melancólica, perdida. No sé quien soy ahora sin un grupo al que “pertenecer”, sin un matrimonio, sin la casa que yo elegí, sin los patos que yo compré.

¿Dónde estoy?
¿Dónde quedó mi identidad?
¿Dónde los “amigos”?
¿Dónde quedé yo?

El secreto es estar centrada, en balance. No dejarme caer, no abandonarme. No soltarme. Llamarme, cuidarme, nutrirme.

Todo un mundo nuevo de posibilidades.

Todo me hace llorar, ya sea de felicidad, de tristeza, de compasión.

Bailar me ayuda a estar en mi cuerpo.

Estamos en Invierno, que corresponde al rumbo del Norte, de acuerdo a la rueda de la medicina mesoamericana, es el Mictlan, el lugar de la muerte; muerte-sombra, oscuridad. Tezcatlipoca. Tierra.
Tiempo de descender al Mictlan, permitir que el monstruo de la Tierra nos devore. Abandonarnos al proceso. Morir para renacer. Ser el ave fénix, ser el Quetzalcoatl inmolado para regresar por el oriente en primavera. Es encontrarse, re-crearse. Deshacerse para hacerse de nuevo.
Desatornillarse de lo que uno creía seguro, como aquel pedazo de madera que se soltó del cuerpo del Titanic para salir a flote.
Perderse para hallar de nuevo el camino.
La luminosidad y el brillo del Sacbé que hemos construido nos dará la guía que necesitamos para seguir el camino…
Así sea.

7 de Enero
Lloro, lloro y lloro. Como dice Benedetti, las lágrimas que no se lloran son las más amargas.
Tengo tanto frío, frío profundo, frío del alma. Frío, frío, frío. Mi gato, Balam, me calienta a veces cuando se sienta sobre mis piernas, lo que me recuerda el uso que daban a los xoloixcuintles para curar las reúmas y el frío interno. ¡Necesito un xolo!
El fuego me habla, insiste en que baile, hoy las llamas del fuego en el temazcal eran rosas, azules, verdes y violetas, ¡bello!
Hoy en la mañana me sentía feliz. Sonreía. Disfruté el paseo, las vistas, las nubes. ¡Todo!
Pero en la tarde ya no. ¿Cómo secas tus cerillo húmedos?
El agua, la humedad me ha llegado hasta el tuétano. Son las lágrimas que no he soltado las que se me han colado tan profundo. ¿Cómo me quito la humedad?
Quiero librarme de mi obsesión, de mis obsesiones.
Necesito ayuda.
Y la pido a todos mis guardianes y los guardianes de los cuatro rumbos.
Las ánimas conquistadoras de los cuatro rumbos.
Llamo a los elementales. Pido apoyo, soporte. Y llega…
¡Suntai!

Hablando de la sangre que vibra y mueve

Diciembre 2010

Vengo de razas viajeras: los olmecas-mayas, los chichimecas-atlantes toltecas-mexicas, y de los habitantes de la península ibérica.
Por isso, se eu nao estou viajando tenho saudade, tao grande, eu preciso moverme.
Soy gitana, soy trovadora del mundo, soy juglar viajera, soy mujer cometa, soy mujer aerolito. Soy mujer que vuela, soy mujer que gira, soy mujer rehilete.
Soy nómada, soy judía errante, soy una judía disfrazada de iglesia católica.

Escribiendo...

Noviembre 2010:
Tengo luces girando alrededor y conmigo. Tengo luz en mis manos cuando escribo, hay magia en las palabras, hay luz, hay verdad, hay camino, abren brechas, abren la puerta a la conexión divina con la fuente. Hay magia en las palabras, en la pluma, en la tinta, en la mano que escribe, en la mente divina que dicta.
Me gusta escribir, me gusta cubrir el espacio en blanco, crear, pulir, dibujar. Crear un nuevo mundo con la mano, iluminar el mundo de colores con la paleta en la mano, con mi mano conmigo, conmigo misma, con mi YO. Mi mano brilla cuando escribo.
o o o o o o
i i i i i i i i
a a a a a a
e e e e e e!
Estas letras es como si tuvieran fiesta continua, juntas una depende de la otra para significar, para existir, para enlazarse, para vivir. Coexistencia para mostrarse en este mundo de percepciones…